Sigue saxofonista María Elena Ríos, beneficiándose de su caso, ahora la colocan como candidata suplente a diputación federal

Redacción

Tal y como se había pronosticado, pese a que negó mil veces que su tema no estaba politizado, ni buscaba algún cargo de representación popular, la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, no quiere dejar las prebendas que le reditúa su caso y ahora aparece como candidata suplente a una diputación federal.

Sin el respaldo de los grupos políticos de Morena, el nombre de la polémica saxofonista apareció como candidata suplente a diputada federal por la vía plurinominal en el lugar 18, considerado un espacio muy difícil de alcanzar en las urnas.

Pero no es solo eso, el partido la registró como aspirante en una circunscripción ajena a Oaxaca, está por la cuarta circunscripción, que comprende los estados de Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y la Ciudad de México.

Sacando provecho de su situación de presunta víctima, Ríos Ortiz había difundido el año anterior que aspiraba a una diputación federal por Morena, sin embargo, en Oaxaca no fue bien recibido su interés político, ya que, activistas de Morena y grupos sociales de la Mixteca, de donde es oriunda, consideraron que lo suyo era oportunismo para brincar a la actividad política sin tener un vinculo social, pero sí una ambición económica desmedida.

Y es que desde hace meses, María Elena Ríos Ortiz y sus abogadas, han retrasado el juicio contra el ex diputado José Antonio Vera Carrizal, quien debió tener la audiencia de sentencia el pasado 15 de enero de este año, sin embargo, por estrategia política la difirieron hasta el 6 de junio, esperando que la saxofonista fuera, en esa fecha, diputada electa y así poder cubrirse ante probables consecuencias jurídicas que pudieran generarse por su caso.