Muyladrón Jara, náufrago rumbo a la gubernatura…por: Benmorin Caricatura

Sé que todo puede suceder. Especialmente, la política es impredecible. Un conocido me comentaba que si Muyladrón Jara llega a ser gobernador de Guajacalifornia, se iría del estado (cosa similar a lo que decían los corruptos y sus adeptos, que si ganaba AMLO, se irían del país). Obvio que quien me comentó eso, es un probado y público mañosote, que le gusta hacer negocios chuecos con el gobierno y participar de y en el tráfico de influencias.


Como quiera que sea, Muyladrón Jara NO ES AMLO. De hecho, es todo lo contrario a AMLO. Si Muyladrón Jara llegara a ser gobernador, todo seguiría igual, y aquel conocido podría seguir haciendo negocios turbios con el gobierno si se dieran las condiciones a su favor. No tendría por qué temer ni huir de la entidad.


Pero que Muyladrón Jara llegue a la gubernatura, es un sueño aún muy lejano y cada vez menos probable. En las elecciones pasadas, Muyladrón Jara quedó en tercer lugar compitiendo contra dos priistas: el góber actual y Pepe Toño Estafas Garfios, disfrazado de perredista. Es decir, tres priistas en competencia.


No hay antecedente real y verídico de un triunfo individual de Muyladrón Jara Guajacalifornia o de una preferencia electoral real y actual su favor. AMLO y su efecto electoral ya serán cosa del pasado en los próximos meses y años. Y como el ladrón, que aprende a abrir cerraduras cada vez más complejas y a burlar nuevos sistemas de seguridad, todas las fuerzas políticas se adaptan y cambian sus estrategias constantemente. Así que el PRI en Guajacalifornia no la tiene tan difícil, y de hecho, si se trata de Muyladrón Jara como candidato, la tienen regalada, en bandeja de plata (otro cantar sería con Susana o con Neri como candidatos).


Pero si Muyladrón Jara llegara a ser el candidato de Morena y a coronarse como ganador de la batalla electoral por la gubernatura, ¡no se preocupen bribones, no es necesario que huyan de Guajacalifornia! Al contrario, quédense a seguir con la pachanga. El PRI, a través del ex presidente Enrique Despeñadero, protegió y encubrió a Muyladrón Jara por el desvío (ROBO) de unos 1 mil millones de pesos durante el sexenio del ex góber Ladino Cué, así que no hará nada contra sus colegas.
*
BenMorin