El Peligro del COVID-19

Hablan de respiración o ventilación artificial, pero hay mucha gente que no tiene idea de qué se trata.

No es una máscara de oxígeno puesta en la boca mientras te quedas acostado pensando en tu vida.

La ventilación es invasiva para el COVID-19, es una intubación que se hace bajo anestesia general y que consiste en quedarse 2 a 3 semanas sin moverse, a menudo de cabeza hacia abajo (decúbitos ventrales) con un tubo enterrado en la boca hasta la tráquea y que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que está conectado.

No puedes hablar ni comer ni hacer nada natural.

La molestia y el dolor que siente necesitan la administración de sedantes y analgésicos para garantizar la tolerancia al tubo durante el tiempo que el paciente necesite de la máquina para respirar, todo esto durante un coma artificial.

En 20 días de este “tratamiento suave” en un paciente joven la pérdida de masa muscular es de 40 % y la rehabilitación será de 6 a 12 meses, asociado a trauma de la boca o incluso de las cuerdas vocales, un dolor sin tamaño.

Eso si el tiempo de hospitalización no es demasiado largo y el tubo tiene que ser retirado para hacer una traqueotomía.

Es por eso por lo que las personas mayores o frágiles no aguantan.

Así que no salgas de casa para visitar la casa de los padres, de los hermanos, de los amigos.

¡Sé responsable!
Mi gente bonita cuídense por favor y cuiden a los suyos.
Dios nos proteja…………………………………………………………….